TLM 193

Un micrófono de clase de referencia asequible, extremadamente fácil de usar.

– Fácil manejo «plug-and-play»
– Patrón cardioide sin coloración fuera del eje
– Ruido inherente y distorsión muy bajos
– Respuesta en frecuencia uniforme, excelente respuesta de transitorios

Descripción

SIMPLEMENTE HERMOSO & HERMOSAMENTE SIMPLE
El TLM 193 es un micrófono de estudio de clase de referencia para estudios personales y todas las aplicaciones que no requieren patrones polares seleccionables. El TLM 193 es un diseño sin interruptor con un patrón cardioide fijo y una respuesta de frecuencia extraordinariamente uniforme. Esto hace que sea extremadamente fácil de usar: basta apuntar hacia la fuente y presione el botón de grabar.

LO QUE ESCUCHAS ES LO QUE OBTIENES
El TLM 193 es un micrófono de condensador de estudio con un patrón cardioide excepcionalmente uniforme para una respuesta muy lineal tanto dentro como fuera del eje de captación. Esto convierte al TLM 193 en un micrófono muy fiel y directo que capta y el ambiente del espacio sin coloración no deseada. Por lo tanto, la imagen sonora del TLM 193 está muy cerca de lo que escuchas con tus propios oídos.

PURO CARDIOIDE
En términos técnicos, el TLM 193 es una versión aerodinámica y solo cardioide de nuestro aclamado micrófono de referencia TLM 170 R. Utiliza la misma cápsula de gran diafragma K 89, que es un diseño moderno con terminación de borde que une las ventajas de los micrófonos de diafragma grande y pequeño. El TLM 193 combina la linealidad superior y la respuesta de transitorios rápida de una cápsula de diafragma pequeño con la suavidad y la alta sensibilidad que solo un micrófono de gran diafragma ofrece.

Como miembro de nuestra serie TLM, el TLM 193 utiliza circuitos sin transformador, lo que minimizan las pérdidas de transmisión y garantiza un amplio rango dinámico de 130 dB. Esto significa que el TLM 193 es capaz de captar fuentes sonoras muy suaves y muy fuertes sin degradación sonora. En cifras: el ruido inherente del micrófono de solo 10 dB-A está muy por debajo del ruido ambiental, incluso en un estudio de captación muy silencioso. Y sin necesitar un interruptor de atenuación, el TLM 193 es capaz de aguantar niveles de presión sonora extremos de hasta 140 dB sin artefactos de distorsión.