AVAA C20 – Active Velocity Acoustic Absorber

2.462,35

El AVAA está diseñado para absorber los modos permanentes entre 15 y 150 Hz en una sala.

Categorías: ,

Descripción

Un micrófono mide la presión acústica frente a una resistencia acústica. La resistencia acústica está diseñada para dejar pasar el aire pero reduciendo significativamente la presión. Detrás de la resistencia acústica, se pone una membrana de transductor para que absorba el volumen de aire que atraviesa la resistencia acústica, así como para que garantice una impedancia acústica específica frente a esta resistencia acústica. Cuando está operando, esta impedancia acústica frente a la resistencia acústica es significativamente menor que en el aire ambiente y, por lo tanto, actúa como un sumidero de presión. La impedancia acústica del aire se ve afectada típicamente en un radio de 1 a 1.5 m alrededor del AVAA. Esto explica cómo el AVAA puede ser más absorbente que su superficie real de absorbente perfecto. Está diseñado para absorber frecuencias entre 15 y 150 Hz y es más efectivo en los rangos de la sala resultado de múltiples reflexiones.

Lo hará igual que los absorbentes pasivos pero de una manera mucho más eficiente y con mucho menos espacio. Cada AVAA operativo en funcionamiento tendrá el mismo efecto que un agujero en la pared mucho más grande que las dimensiones del AVAA (que es de 0.2 m2). La proporción exacta dependerá de la frecuencia y el entorno, pero generalmente oscila entre 5 y 20 metros cuadrados.
El AVAA afectará la impedancia del aire y «succionará» las bajas frecuencias a su alrededor. Por lo tanto, la mejor posición para colocar un AVAA es en las esquinas más rígidas, ya que es donde todos los modos de sala estarán más presentes. Es importante trabajar en la ubicación de los altavoces y la escucha, ya que la AVAA tendrá poco efecto en las inevitables primeras reflexiones.